Home Andalucía El bosque encantado de Sierra Nevada
El bosque encantado de Sierra Nevada

El bosque encantado de Sierra Nevada

0
0

Cuando pensamos en lugares encantados, siempre recurrimos a nuestra imaginación y dibujamos lugares en el extranjero, como en el Reino Unido o los países nórdicos. Pero lo cierto es que en nuestro país existe un rincón en plena comarca de la Sierra Nevada granadina donde existe un bosque con historia que llama la atención de propios y extraños.

Este fascinante lugar se encuentra ubicado en el término municipal de Lugros, una localidad serrana emplazada en las faldas de Sierra Nevada y situada a más de 1.200 metros de altitud, junto al nacimiento del río Alhama. En esta localidad, el visitante puede desconectar y sentir el lado más puro de la naturaleza en un ambiente tranquilo y en un entorno natural donde la antiguas tradiciones cobran forma.

El Bosque Encantado de Lugros se ha convertido en uno de los tesoros naturales más interesantes de toda esta zona del sureste peninsular. Así que por ello, no resulta extraño que algunos hoteles en Sierra Nevada incorporen entre sus actividades una visita a este bosque encantado. Se trata de un plan muy demandado durante todo el año, pero surge perfecto para disfrutar de unas vacaciones en Semana Santa diferentes donde el viajero se rodeará de vida y naturaleza.

Un rincón único

El Bosque Encantado de Lugros se conoce también en la zona como la Dehesa del Camarote. Es, sin duda, uno de los tesoros de la naturaleza que el parque de Sierra Nevada ofrece a sus visitantes y turistas. De gran valor ecológico, sobre este bosque circulan numerosas leyendas, que convierten un paseo entre sus árboles en una experiencia de lo más interesante para los amantes del misterio.

nevada_sierra
Sierra Nevada esconde maravillas naturales por las que merece pasearse.

De entre su gran riqueza forestal, Lugros incluye especies de árboles tan interesantes como los arces, castaños, cerezos silvestres, fresnos, robles o quejigos y plantas sumamente llamativas como las rosas silvestres, que dan al bosque un halo de encantamiento realmente impresionante.

Los periodos de visita más recomendados para el viajero son la primavera, cuando los árboles y plantas comienzan a florecer; o bien en otoño, cuando las tonalidades ocres, amarillas y rojas de los árboles del bosque le dan un aspecto que parece extraído de un cuento de hadas.

Rutas de senderismo

El Bosque Encantado de Lugros es un lugar mágico que despierta los sentidos. Sin duda, atrae la atención del viajero que lo visite por sus particulares características. Además de recorrer las zonas más próximas al pueblo, son muchos los visitantes que prefieren trazar una ruta de senderismo para no perderse ni un detalle del bosque encantado.

La ruta de senderismo más habitual parte desde una zona a dos kilómetros de distancia de Lugros, situada en una curva muy cerrada, donde es posible tomar una pista de tierra y atravesar el bosque encantado hasta llegar al municipio. El lugar cuenta también con otros aspectos interesantes, como la gran variedad de fuentes que existen en toda esta zona.

El agua siempre ha sido un elemento que ha atraído la magia desde tiempos ignotos, y en Lugros existen numerosos y hermosos brotes acuíferos que recorren sus montañas y valles formando un espectáculo visual realmente único en la provincia de Granada.

bosque_ugros_sierra_nevada
El bosque de Lugros también es conocido como Dehesa del Camarote.

Manantiales por doquier

Algunos de los manantiales más conocidos de por aquí son las fuentes del Maguillo, la del Prado del Alguacero, la fuente de Creviza, la fuente del Puesto del Policar y otras menos conocidas, como las fuentes del Barranco del Agua o de los Huertos de Guitarra.

Dar un paseo por el bosque puede ser también una actividad muy interesante para los amantes de la fotografía. Encontrarán el lugar perfecto para dar rienda suelta a su pasión y conseguir tomar imágenes que reflejen la magia de un lugar tan envolvente como el Bosque Encantado de Lugros.

Visitar el Bosque Encantado de Lugros durante una estancia en hoteles de la sierra granadina es una actividad imperdible. Por ello, merece la pena asignar un día a recorrer la magnificencia de esta naturaleza. En definitiva, una experiencia muy completa en la que dejarse llevar por el misterio y la belleza de un rincón que sigue siendo desconocido para muchos.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *