Home Aragón Calanda: la tamborrada y Buñuel
Calanda: la tamborrada y Buñuel

Calanda: la tamborrada y Buñuel

0
0

El deambular del viajero por tierras aragonesas del sur le lleva en esta ocasión a la comarca del Bajo Aragón. La parada llega hasta la localidad que vio nacer a Luis Buñuel, un caso significativo no solo en la cinematografía española, sino en la mundial. Destino Calanda, un pueblo de Teruel de poco más de 4.000 habitantes.

Buñuel es el máximo exponente en nuestro país de la corriente surrealista, que desarrolló junto al pintor Salvador Dalí, con quien debutó como realizador en 1929 con Un perro andaluz. Fue también un adalid del ‘tercer cine’, un movimiento al margen tanto del cine industrial de Hollywood como del cine de autor europeo, con el que rompía por segunda vez los estándares cinematográficos de su época.

El Centro Buñuel Calanda (CBC), nos acerca a la figura de este creador brillante e irreverente, solo fiel a sí mismo, que quiso que a su muerte sus cenizas se esparcieran en el monte Tolocha, cerca de su pueblo natal.

Un paseo por el pueblo

En la visita a la localidad turolense no hay que perder de vista el Ayuntamiento, con los dos magníficos frescos de estilo rococó de la fachada lateral, la iglesia parroquial de la Esperanza o las diversas ermitas. También merece la pena el antiguo convento del Desierto de Calanda.

Sin duda el mejor momento para visitar Calanda se produce durante la Semana Santa, una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional. El momento más apoteósico se produce quizá cuando cientos de tambores ‘rompen la hora’ al mediodía del Viernes Santo y su sonido retumba durante horas.

caanda_iglesia
Iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza.

Estudiosos afirman que la tradición de aporrear el parche se remonta a la primavera de 1127, cuando el tambor avisó de la cercanía de los moros y salvó a la población. Con posterioridad se utilizó como instrumento de celebraciones. Luis Buñuel asegura en sus memorias que la tradición comenzó a finales del siglo XVIII. El mosén local dice, por su parte, que en 1856 ya se tocaba el tambor.

Cuando se rompe la hora

En Viernes Santo, cuando el reloj de la torre del Pilar de Calanda ‘rompe la hora’, la legión de vecinos expectantes en la plaza rompe a redoblar organizando un trueno colectivo que a los incautos oídos del forastero suena como si el mundo se viniera abajo.

En la procesión, van soldados romanos con barba postiza, centuriones, un general romano y un personaje llamado Longinos, enfundado en una armadura; estos dos últimos se baten en duelo en un momento determinado de la procesión, haciendo los tambores un corro en torno a los dos contendientes.

Importante huella han dejado los distintos pueblos que habitaron las tierras de Calanda: además de los celtíberos, por aquí pasaron romanos, visigodos y árabes. La reconquista de Calanda tendría lugar en 1119 por Alfonso I el Batallador; pero la reconquista definitiva no se produjo hasta el bienio 1169-1170, bajo el reinado de Alfonso II.

monumento_calanda
Luis Buñuel ha llevado el nombre de Calanda por todo el mundo.

Guerra carlista

Calanda se convirtió en escenario de una batalla importante de la Primera Guerra Carlista (1833) Varios focos insurreccionales proclamaron a Carlos María Isidro de Borbón rey de España con derecho al trono, cuando varias tropas procedentes de la localidad castellonense de Morella se marcharon a Calanda para enfrentarse con las tropas liberales.

Calanda conserva una peculiar técnica alfarera caracterizada por la inexistencia de torno. Todas las piezas, por grandes que sean, se moldean a mano, a base de fuerza, paciencia y saber hacer. Hoy en día, Calanda es quizás el único lugar de España quedan obradores de cerámica sin torno.

Teruel es una provincia que existe y mucho. Cuenta con pueblos y parajes dotados de una gran historia y unas vistas magníficas. Las recomendaciones para el viajero son unas cuantas. A modo de ejemplo, Cantavieja o Puertomingalvo son dos poblaciones que ofrecen muchos atractivos. Si el viajero desea ampliar la ruta, puede conocer el itinerario por el Matarraña, una comarca de postín.

Dónde dormir: Hotel Balfagón; Av. Autonomía Aragonesa, 58; 44570 Calanda (Teruel); teléfono: 978846312.
-Hostal El Molino; Av. Autonomía Aragonesa, 42; 44570 Calanda (Teruel); teléfono: 978846007.

Dónde comer: Buenavista; Calle Escuelas, 48; 44570 Calanda (Teruel); teléfono: 978846875.
-Almendro’s; alle D. José Adán, 5, 44570 Calanda (Teruel); teléfono: 978846802.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *