Home Navarra Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo

3
2165
castillo de olite
castillo de olite
Comparte

Es la capital de una de las cinco históricas merindades del reino de Navarra, toda una joya de pasado noble y rancio abolengo que guarda su historia tras las murallas. Fuera de ellas se abren los campos que sirven de cultivo para la vid que produce los mejores vinos de la Comunidad Foral. En tiempo de vendimia estalla la fiesta en el castillo de Olite.

Qué ver en Olite

A algo más de 40 kilómetros de Pamplona emerge esta localidad navarra, capital de la merindad de mismo nombre. Situada justo en la zona que constituye el punto de transición entre la montaña y la ribera, aparece rodeada por murallas romanas y medievales, que ciñen en doble cerco un conjunto bien trazado de rúas y plazas.

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo 1

Es una auténtica ciudad real, presidida por un castillo-palacio del siglo XV, visible desde cualquier rincón. En una de sus alas, en el llamado Palacio Viejo, abre sus puertas el Parador.

El castillo de Olite

Asentado sobre cimientos romanos, fue edificado entre los siglos XIII y XIV, combinando diferentes estilos. El resultado son las numerosas torres con que cuenta.

El Palacio Viejo de Olite es algo más que un hermoso monumento para todos los navarros. Es el símbolo de la Comunidad. El castillo fue declarado Monumento Nacional en 1925.

Los maestros Martín Pérez de Estella y Janin de Lomen fueron los encargados de dirigir su construcción, ayudados por diversos artistas mudéjares que crearon una rica decoración, a base de yeseras, alicatados y ladrillos.

Junto a él se encuentra la iglesia de Santa María la Real, gótica del siglo XIII, que se comunica mediante un pasaje con la Plaza de Carlos III el Noble, donde se alza el Palacio Real, en el quer destacan sus galerías, torres, jardines y miradores, que permiten dar un paseo por la Edad Media.

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo 2

Al palacio se accede a través del Jardín Viejo, desde el que se llega a la Gran Torre. El tocador de la reina, el jardín colgante, la cámara de los yesos o la galería del rey son algunas de las dependencias que no hay que perderse antes de proseguir el recorrido por la ciudad.

Un paseo por Olite

Otros monumentos a destacar son el Ayuntamiento, la Torre del Chapitel, la iglesia de San Pablo y el monasterio de Santa Clara, antiguo convento de los hospitalarios de San Antón.

El pueblo está remozado totalmente, es casi todo peatonal, está lleno de flores y tiendas con productos navarros. La iglesia de Santa María es gótica, con un claustro de arquerías lobadas y una preciosa portada con imágenes del Antiguo y Nuevo Testamento.

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo 3

La iglesia de San Pedro tiene una portada románica con el tímpano gótico donde se representa a San Pedro con San Juan y Santiago. La torre es cónica octogonal.

Olite fue plaza fuerte del rey godo Suintila (hacia el año 620) y luego palacio y castillo donde los reyes de Navarra tenían defensas y reparo.

No obstante, su esplendor lo vivió con Carlos III el Noble, empedernido botánico que hizo traer a sus huertos y jardines jazmines de Alejandría, pomelos, cidras y otras plantas nunca antes vistas en Europa.

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo 4

Enclavado en un antiguo palacio del siglo XVII, el Museo de la Viña y el Vino, en la misma plaza donde se alza el Parador, ofrece al viajero la oportunidad de acercarse a la cultura del vino. En la actualidad, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra y la Estación Vitivinícola de Navarra tienen su sede aquí.

A todo buen viajero que se precie le gustar emprender una excursión bien informado del lugar que tiene intención de descubrir. Aparte de las guías físicas que pueda recoger y de la información que ofrece esta humilde bitácora, existen otras páginas web que ofrecen datos detallados y prácticos para visitar Olite. Recomendable.

Y ya de paso que sigue en Navarra, el viajero puede seguir el rastro por su pasión por la historia y visitar otras localidades de notable pasado, como Ujué o Nájera.


Comparte

3 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here