Comparte

Situado en el término parroquial de Vilasobroso, municipio de Mondariz (Pontevedra), el castillo de Sobroso fue construdio con la intención de controlar, en un espacio con gran dominio visual y difícil acceso, un punto esencial en las comunicaciones entre las tierras del interior hacia el mar y la ciudad de Tui.

Su nombre nos evoca los ‘sobreiros’ (alcornoques) que envolvían de misterio esta edificación, constribuyendo, sin duda, al importante número de leyendas del que es protagonista.

La historia del castillo de Sobroso

Aunque su existencia data con seguridad del siglo XII, hay referencias en las que se discute su presencia ya en el siglo anterior.

En 1117, fue atacado por Doña Urraca, reina de León, durante su lucha contra el arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez.

Formaba parte de un sistema defensivo que, junto a otras fortalezas como Soutomaior, Tebra o la Torre de Fornelos, protegían la medieval ‘tierra de Toroño’ o Turonium que comprendía el territorio de realengo existente en el obispado de Tui.

Su titularidad fue disputada entre las familias más influyentes del Reino de Galicia y el Castellano-leonés, hasta que los Reyes Católicos tomaron las riendas del territorio.

Existen muy pocos restos conservados de la primera fortificación románica. Destruida en la Gran Guerra Irmandiña, fue reconstruida con posterioridad a finales del siglo XV.

Abandonada en el siglo XVII, fue convirtiéndose lentamente en una ruina hasta que, en la primera mitad del XX, los restos del castillo son adquiridos por Alejo Carrera, periodista y oriundo de la zona, que lo reconstruye de nuevo.

Una fortaleza con encanto

Hoy en día, cedido a la Diputación de Pontevedra, el castillo recupera su máximo esplendor gracias al espacio expositivo permanente que consigue una auténtica experiencia multisensorial.

torre_homenaje_sobroso
Torre del Homenaje del Castillo de Sobroso.

El Castillo de Sobroso presenta una arquitectura típica de las fortificaciones medievales gallegas. Su estructura está compuesta por una planta rectangular con torres en sus esquinas y un patio central.

Las murallas, construidas con gruesos muros de piedra, destacan por su robustez y durabilidad. Las torres del castillo ofrecen vistas panorámicas impresionantes de los alrededores, permitiendo a los defensores observar cualquier movimiento enemigo.

Dichas murallas, reforzadas en diversas ocasiones, incluyen aspilleras y almenas que servían para la defensa activa durante los asedios.

El interior de la fortaleza ha sido parcialmente restaurado para reflejar su aspecto original. Destacan la sala principal, la capilla y varias estancias menores que han sido acondicionadas para exhibiciones y actividades culturales.

Se puede visitar durante todo el año, juntio a su espectacular entornopaisajístico, con sus elegantes abetos de Douglas, los alcanforeros o ‘la flor de las Rías Baixas’, la camelia.

El castillo de Sobroso es, además, el eje de una increíble ruta circular por el bosque para conocer el ecosistema forestal de la zona.

Para el viajero que atraviese la carretera de Ourense a Vigo, a tan solo 7 kilómetros de Ponteareas, el castillo se alzará majestuoso sobre su promontorio, recordando los violentos tiempos en los que fortalezas como esta salpicaban el paisaje, escenarios de la lucha señorial por el control del territorio.

Cómo llegar a Sobroso

Geográficamente localizado en el término municipal del Ayuntamiento de Mondariz, el castillo de Sobroso está perfectamente comunicado, pues a sus pies transcurre la carretera que une Vigo y Ourense pasando por Porriño y Ponteareas (N-120).

Existe un pequeño aparcamiento a escasos 50 metros de la fortaleza para coches y un acceso señalizado para los autocares.


Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí