Home Internacional Clermont-Ferrand: sus montañas y el origen de la ruleta

Clermont-Ferrand: sus montañas y el origen de la ruleta

0
42
ferrand_clermont
La ciudad de Clermont-Ferrand.
Comparte

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Clermont-Ferrand, capital de la región francesa de Auvernia, es una ciudad con muchos atractivos turísticos como su gastronomía o los volcanes que la rodean.

Se trata del lugar con historia que vio nacer a Blaise Pascal, un matemático francés inventor de la ruleta primigenia. Aunque este juego de casino ha evolucionado con el tiempo, pues la ruleta online por dinero real que conocemos hoy en día resulta bastante diferente.

Aunque hay muchos tipos de juegos de casino, la ruleta pasa por ser uno de los más conocidos y comunes. Es un juego en el que se hacen apuestas sobre posibles resultados después de que una rueda giratoria sea impulsada por un croupier.

Patrimonio de la Humanidad

El parque de volcanes, la cadena de los Puys, de Clermont-Ferrand, sin duda merece una visita, pues es el primer lugar natural de Francia en la lista de fenómenos geológicos excepcionales, junto a la Gran Barrera de Coral de Australia o el Gran Cañón del Colorado de Estados Unidos.

Si el viajero quiere conocer el origen del juego de la ruleta, deberá saber que se remonta a la época grecorromana, cuando los soldados romanos hacían girar una rueda como diversión en su tiempo libre para elegir al ganador. 

El juego consistía en lanzar una flecha con la esperanza de dar en uno de los diez campos marcados en el suelo y ganar el premio. Los griegos, a diferencia de los romanos, empleaban un escudo con campos que giraban cuando un arquero disparaba una flecha para proporcionar el campo ganador.

Antes de la invención de la ruleta con la rueda giratoria de precisión, se practicaban otros juegos con reglas similares en los que los números se sacaban de una bolsa o se repartían mediante naipes. Existían en Italia con el nombre de biribi y hoca, eran muy populares en su época, hasta se llegó a jugar la hoca en un casino en Francia.

El origen del juego

El nombre ruleta procede originalmente de la palabra francesa roulette, que significa rueda pequeña. El juego se realiza normalmente con una bola blanca, que se hace girar alrededor del interior de la ruleta. 

Consiste en apostar sobre dónde caerá la bola entre las casillas coloreadas y numeradas de la rueda. Tiene 37 casillas: los números del 1 al 36 y un cero (0), sin embargo, la ruleta americana tiene un doble cero (00), es decir, tiene 38 casillas.

cumbre_clermont_ferrand
Clermont-Ferrand destaca por la belleza de las cumbres de su entorno.

A mediados del siglo XVII, Blaise Pascal (inventor de la jeringa, la calculadora y la prensa hidráulica) podría haber dado origen a la ruleta. La teoría de la probabilidad se desarrolló como resultado de su fuerte relación con Pierre de Fermat (el que desarrolló el cálculo). 

Sus investigaciones se iniciaron en respuesta a la consulta de Chevalier de Mere sobre un juego de dados. Pascal dedicó gran parte de su vida a desarrollar una máquina de movimiento perpetuo, y pasó mucho tiempo intentando perfeccionarla. En 1655, uno de sus proyectos frustrados fue la de una rueda giratoria prácticamente sin fricción.

Esta ruleta tenía 36 números, y luego se volvió una fuente de entretenimiento entre círculos de amistades. Sin embargo, para una empresa que proporciona los medios y el personal para el entretenimiento de sus clientes, no era rentable; ya que todo lo que se apostaba, estadísticamente, acaba en premios (probabilidad de acertar el número era 1/36 y ganar lo apostado 36 veces).

Los hermanos franceses François y Louis Blanc popularizaron la ruleta en el siglo XIX al agregarle un cero al juego. Esto hacía que el casino tuviera un margen de ganancias del 2,7%, al ser tan rentable, todos los casinos que querían tenerlo y se convirtió en el juego de casino favorito en toda Europa. 

En 1863, François Blanc recibió la licencia de juego en Mónaco, convirtiéndolo en el destino de casino más popular antes de la Primera Guerra Mundial. La ruleta de los hermanos Blanc con este simple cero se hizo tan popular que se desarrolló la historia de que los hermanos habían vendido sus almas al diablo a cambio de los secretos de la ruleta.

Luego, la ruleta apareció en Estados Unidos, que hicieron una modificación del juego: añadirle un doble cero. Esto hizo que el margen de ganancias de la casa aumentara; pasó de 2.7% a 5.26%. 


Comparte

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here