Home Castilla y León El pendón de las Navas de Tolosa

El pendón de las Navas de Tolosa

0
1419
Burgos monasterio huelgas lourdes cardenal e1610356224722
Burgos monasterio huelgas lourdes cardenal e1610356224722
Comparte

La primera parada del viajero le dirige a Burgos. En el conocido monasterio de las Huelgas Reales se puede ver, en la austera sala capitular, un hermoso y pesado tapiz almohade: se trata de la bandera o el pendón de las Navas de Tolosa (el que al parecer se utilizó en la batalla) que, según la tradición, decoraba la tienda del Miramamolín derrotado en la contienda del año 1212.

El mejor tapiz almohade

Este precioso trofeo arrebatado a los árabes es el mejor tapiz almohade que se conserva. Está tejido en oro, plata y sedas con un tamaño de 3,30 metros de anchura por 2 metros de altura. Predominan en él los colores rojo, amarillo, azul, blanco y verde y cuenta con una inscripción que hace alusiones a la figura de Alá que rodea una gran estrella central.

La versión más aséptica revela que este pendón posiblemente se trate de un adorno de entrada de la tienda o qubba del sultán Abú-Yasuf-Jacub (Miramamolín), pero es evidente que se trata de una bandera por su confección y por su parecido con otras muchas aparecidas en las miniaturas de las Cantigas y en las pinturas de El Partal de la Alhambra.

El historiador C. Bernis, por otro lado, cree más factible que en realidad fuera efectivamente un trofeo de guerra, pero algo posterior, conseguido por Fernando III de Castilla y donado al monasterio cuando este hizo la obra de su claustro.

pendon_desfile_burgos
Desfile del pendón./ El Correo de Burgos

Más reliquias en Las Huelgas

Junto al pendón se guardan también en Las Huelgas otros objetos de la batalla de las Navas de Tolosa: la Cruz de Arzobispo D. Rodrigo, una lanza de los soldados que custodiaban a Miramamolín y la casulla con que el arzobispo ofreció misa el mismo día de la batalla.

En el año 1953 se llevó a cabo su restauración y desde entonces cada año la máxima autoridad militar porta en la procesión del Corpus una copia bastante fiel de tan preciado tapiz. Y es junto con el museo de Ricas Telas la joya más preciada del monasterio burgalés.

Tal ha sido su importancia en la historia de nuestro país que fue exhibido por Francisco Franco en el primer desfile de la Victoria de 1939, como símbolo de su ‘cruzada’.

El monasterio de las Huelgas Reales alberga, asimismo, las banderas de los barcos que don Juan de Austria mandó en la batalla de Lepanto (1571) y los banderines y guiones de las embarcaciones de doña Ana de Austria.

La historia del monasterio de Las Huelgas

El espacio que acoge el pendón asombra a cualquier viajero que lo visite. El resumen histórico del monasterio sería el siguiente: Alfonso VIII y su mujer, Leonor Plantagenet (hermana de Ricardo Corazón de León), deciden en 1187 crear un cenobio cisterciense en las afueras de Burgos.

La opinión de la reina pesará para que el monasterio sea femenino y para que disfrute de unos privilegios inmensos: en pocos años se le dota de multitud de propiedades, se le exime de la autoridad episcopal, se le concede jurisdicción sobre amplios territorios y se le convierte, en suelo hispano, en casa madre de la rama femenina de la orden, arrebatando este papel al de Tulebras.

sepulcro_cerda_huelgas_reales
Sepulcro de Alfonso de la Cerda en el monasterio burgalés./ Eduardo Maldonado malo

El acceso al monasterio por la puerta que se abre en el extremo norte del transepto, bajo la torre, es una pieza maravillosa, cuajada de una decoración vegetal cuya figura no se vuelve a encontrar en el gótico hispano. Atravesada la portada, el viajero se encuentra ante la perspectiva más diáfana que puede hallar en su interior, la que compone el transepto desde uno al otro extremo.

Las estancias más chocantes del monasterio son un conjunto de salas o capillas de tipo islámico, en las que no hay la habitual impregnación de motivos andalusíes en realizaciones cristianas, sino una traslación literal de ámbitos musulmanes, que no tienen de cristiano más que el uso.

En mi libro La España Sagrada (Arcopress), trato con más profundidad este lugar con historia, así como otros muchos fascinantes episodios relacionados con las reliquias cristianas que se diseminan a lo largo y ancho de nuestro territorio.


Comparte

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here