Home Entrevistas Jesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre»
Jesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre»

Jesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre»

0
0

Fue el conflicto más desgarrador del siglo XX. El más mortífero de la historia. Duró seis años y millones de personas perdieron la vida. Lugares con historia charla hoy con uno de los mayores expertos sobre la II Guerra Mundial. Jesús Hernández (1966), es licenciado en Historia Contemporánea y Ciencias de la Información.

Colaborador habitual en publicaciones especializadas de historia y asesor de documentales, ha publicado más de una veintena de títulos, entre los que destacan Las cien mejores anécdotas de la II Guerra Mundial, Hechos insólitos de la II Guerra MundialJesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre" 1 o Enigmas y misterios de la Segunda Guerra MundialJesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre" 3. En uno de sus últimos libros, Eso no estaba en mi libro de de la Segunda Guerra MundialJesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre" 5, nos relata las curiosidades más desconocidas de aquel conflicto.

Una pregunta obvia: ¿El desarrollo de la II Guerra Mundial marca un antes y después en la historia de la humanidad?
Por supuesto, considero que fue la vacuna para evitar conflictos futuros, ya que se comprobó hasta qué extremos podía llegar la destrucción causada por una guerra. Con el lanzamiento de las dos bombas atómicas se vio que esa destrucción podía llegar a ser total. La prueba de que esa vacuna ha sido efectiva es que no ha habido ningún conflicto más a gran escala entre las grandes potencias y Europa está viviendo el período de paz más largo de toda su historia.

¿Pudieron los nazis ganar la contienda?
Buena pregunta. Es difícil hacer historia alternativa, pero creo que sí, que pudieron ganarla. Tras la caída de Francia, Gran Bretaña estuvo muy cerca de la derrota, más de lo que pudiera parecer, sin que hubiera necesidad de una invasión. El que se hubiera llegado a una paz negociada con Alemania es una posibilidad cierta. También los nazis pudieron ganar la guerra si la campaña de Rusia hubiera provocado el hundimiento del poder soviético, quizás si la ofensiva central se hubiera dirigido directamente Moscú en vez de desviarse hacia Kiev y las tropas se hubieran presentado como liberadoras del yugo soviético, no como conquistadoras. En todo caso, tras la entrada de Estados Unidos en guerra, las opciones germanas pasaron a ser casi nulas, ese fue el momento decisivo de la contienda.

nuremberg_jesus_hernandez
El entrevistado, en la sala donde se celebraron los juicios de Nuremberg.

¿Qué papel tuvo España en este conflicto?
Estoy convencido de que Franco fue el mejor aliado de los Aliados, valga la redundancia. Su compromiso con Alemania alcanzó el grado suficiente para no enemistarse con Hitler y evitar así una invasión. La prueba de lo que digo es que el comercio con los británicos fue siempre muy superior al que mantenía con los alemanes; si Franco hubiera deseado la victoria germana, no les hubiera vendido nada. Igualmente, habría permitido sin dudar la entrada de la Wehrmacht para apoderarse de Gibraltar, fundamental para cerrar el Mediterráneo. Franco, que quizás no era muy inteligente pero que poseía una gran intuición política, supo desde el primer momento que los británicos acabarían ganando la guerra de un modo u otro, así que siempre jugó esa carta ganadora. Además, mostró su apoyo total a los norteamericanos en su guerra contra Japón. Así, en agradecimiento por los servicios prestados a la causa aliada, los Aliados no movieron un dedo para desalojarlo del poder tras la guerra.

¿Qué curiosidades desconocidas para el gran público sobre la II Guerra Mundial destacaría por encima de todas?
Lo que más me ha sorprendido es conocer la cantidad de material que envió Estados Unidos a los puertos británicos para emprender la invasión de Europa: 300.000 vehículos, 1.800 locomotoras, 20.000 vagones de tren, 2,6 millones de armas pequeñas, 2.700 piezas de artillería, 300.000 postes telefónicos y 7 millones de toneladas de combustible, aceite y lubricantes. Pero ya antes, en desembarco en el norte de África, los norteamericanos llegaron con 4.500 vagones, 250 locomotoras, 5.000 camiones, 12.000 toneladas de carbón. Incluso se llenaron 16 vagones de tren sólo con latas de manteca de cacahuete. En el puerto de Orán se creó una cadena de montaje para ensamblar jeeps en apenas nueve minutos, a partir de cajas de piezas. Esos números resultan muy significativos para comprender la inevitabilidad de la victoria aliada tras la entrada en la guerra de Estados Unidos.

¿Qué momento histórico del pasado de España considera más trascendental?
El descubrimiento de América, siento no resultar muy original. Creo que a lo largo de estos siglos no ha sentado muy bien que España tuviera ese golpe de fortuna, que luego supo aprovechar haciendo un esfuerzo colosal. Sólo hay que imaginar cuánto le hubiera gustado a británicos, franceses, alemanes, italianos u holandeses haber podido extender su lengua y su cultura a esas tierras, de ahí la leyenda negra que siempre encuentra algún mentecato que la compre, y algún ejemplo reciente tenemos.

¿Cuál es el que le gusta más?
Me gusta el episodio de los últimos de Filipinas, si lo hubieran protagonizado ingleses o norteamericanos nos habríamos hartado de ver películas destacando su heroísmo. En cambio, nosotros perpetramos una película como la reciente protagonizada por Luis Tosar, que es una auténtica inmundicia, en la que uno de los soldados expele al final un “¡A la mierda España!”. He leído cartas que se intercambiaron luego los supervivientes y es impensable que alguno pudiera decir entonces, o ni siquiera pensar, esa barbaridad.

¿Por qué no reconocemos los españoles nuestra historia?
Ignoro por qué sucede eso. Resulta llamativo que un héroe como Blas de Lezo, que humilló a los ingleses, fuera prácticamente desconocido por el gran público hasta hace cuatro días. Creo que se acabó asumiendo esa leyenda negra, lo que inoculó un sentimiento de culpa y de inferioridad que no conseguimos superar. Además, el que osa destacar los aspectos positivos de nuestra historia es automáticamente tildado de ser de derechas, mientras que lo progresista es pedir perdón por cualquier exceso cometido en el pasado, sea real, exagerado o imaginado.

Si tuviera que destacar un lugar con historia de nuestro territorio, ¿cuál sería?
Hay más lugares con historia de los que creemos. Por ejemplo, en la costa catalana ahora están surgiendo varias iniciativas para recuperar los búnkers y nidos de ametralladoras de la guerra civil, muy abundantes. Hasta ahora muchos estaban completamente abandonados y vandalizados. Por ejemplo, hay uno bastante impresionante en la playa del Prat, del que hice una recogida de firmas en Change.org para recuperarlo, además de algunas publicaciones que tuvieron cierta difusión. No sé si fue a consecuencia de ello, pero ya hay un proyecto oficial para protegerlo.

¿Y de fuera de nuestras fronteras?
Creo que cualquier destino al que vayamos tiene lugares con historia, pero hay que esforzarse en descubrir esos puntos de interés, que no suelen ser los que visitan los turistas. Por ejemplo, el pasado verano estuve en Praga y el centro estaba abarrotado, no se podía ni caminar. En cambio, el pueblo de Lídice, a un cuarto de hora en autobús, estaba vacío, nadie va a allí, cuando es un lugar sobrecogedor. Hitler ordenó destruirlo en venganza por el asesinato de Heydrich y no quedó piedra sobre piedra, hasta sacaron a los muertos de sus tumbas.

escritor_jesus_hernandez
Jesús Hernández, en la Guarida del Lobo, señala el punto donde estalló la bomba dejada por Stauffenberg.

¿Viajar es un placer?
Es más que un placer, es una necesidad, al menos en mi caso. Para conocer y comprender la historia, es indispensable ver los escenarios en los que ocurrió todo, se entiende mucho mejor. Por ejemplo, estuve en Rastenburg, la ‘Guarida del Lobo’, entonces en Prusia Oriental y hoy en Polonia, donde Hitler pasó buena parte de la guerra. Es una zona pantanosa, fría, húmeda, infestada de mosquitos, ves babosas enormes en el suelo… Se hace difícil pensar que de allí pudieran surgir sabias decisiones, nada bueno podía salir de allí.

De todos los lugares que ha visitado, ¿cuál ha sido el que más le ha marcado?
El que más me ha impresionado, y eso que he estado en ocho campos de concentración nazis, es Hohenschönhausen, la antigua prisión de la Stasi en Berlín. Mucha gente visita Berlín, pero casi nadie va a ese lugar y ni siquiera saben que existe, es inconcebible. Yo salí con las piernas temblando y necesitando tomarme un coñac. Es terrible lo que se puede ver allí, la plasmación de a los extremos que puede llegar un sistema totalitario para doblegar la voluntad de un individuo. Algunos acababan suicidándose dejando caer la pata de la cama sobre su garganta. Cuando alguien me dice algo bueno del comunismo, simplemente le digo que vaya allí y luego me siga explicando.

¿Qué lugares recomendaría para visitar sobre todo por su historia?
Como digo, casi cualquier lugar tiene puntos de gran interés si buceamos en su historia. Pero yo destacaría Berlín, y aconsejaría hacer dos viajes separados, uno dedicado exclusivamente a la Segunda Guerra Mundial y otro a la Guerra Fría. También aconsejo visitar dos campos de concentración nazis poco conocidos: Buchenwald y Neuengamme, me resultaron mucho más interesantes que Auschwitz o Dachau, que parecen parques temáticos. Por último, recomiendo visitar Gdansk, la antigua Danzig, que tiene un museo de la Segunda Guerra Mundial verdaderamente impresionante, además de los escenarios de su turbulenta historia.

¿Considera que España es uno de los destinos más recomendables para conocer por su pasado y patrimonio histórico?
Por supuesto, tenemos tanto patrimonio histórico que no somos conscientes de su relevancia, para nosotros forma parte del paisaje. Afortunadamente, creo que ha habido un gran esfuerzo para conservarlo, y de eso te das cuenta cuando viajas a otros países y ves edificios bellísimos que están totalmente abandonados y degradados. Aun queda mucho por hacer, como en el caso que he dicho de los búnkers, pero creo que vamos por el buen camino.

¿Nos podría adelantar algún proyecto en el que esté trabajando?
En la editorial Almuzara he publicado Eso no estaba en mi libro de la Segunda Guerra Mundial y Grandes atrocidades de la Segunda Guerra MundialJesús Hernández: “No sentó muy bien que España descubriera América. La leyenda negra siempre encuentra algún mentecato que la compre" 7, que están teniendo bastante éxito, por lo que ya estoy embarcado en un nuevo proyecto en la misma editorial que, si los dioses quieren, estará en las librerías el próximo otoño y, como decía aquella, hasta aquí puedo leer.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *