Home Galicia La experiencia mágica del Camino de Santiago
La experiencia mágica del Camino de Santiago

La experiencia mágica del Camino de Santiago

0
0

Milenario e impasible al paso del tiempo, el Camino de Santiago aguarda cada año a miles de peregrinos dispuestos a enfrentarse al reto de recorrerlo. Esta senda encierra, en realidad, muchos caminos: uno de ellos es el viaje interior que algunos emprenden; también es una senda llena de historia, la gran vía de transmisión de cultura del Medievo.

Los paisajes de belleza agreste y el mero desafío deportivo son el reclamo para los amantes de la naturaleza, al igual que las decenas de iglesias románicas, monasterios y ciudades monumentales que jalonan la ruta lo son para los enamorados del arte. Casi no hay excusa para dejarse llevar por la historia.

Al menos se necesitan 34 jornadas para recorrer el Camino de Santiago desde su comienzo en Somport, en el Pirineo Aragonés, o las 30 que se emplean desde Saint-Jean-Pied-de-Port, ese precioso pueblo donde arranca su vertiente francesa. También puede partir de la propia Galicia, Portugal, León o Asturias. No obstante, existen tantas rutas como caminantes.

Una ruta milenaria

El Camino de Santiago constituye desde hace más de 1.000 años una de las principales rutas de peregrinación de los cristianos. El sepulcro del apóstol en Compostela ha sido desde su descubrimiento allá por el año 830 imán de peregrinos procedentes del resto de España, de Europa y del mundo.

Antes del siglo XI, la ruta más transitada, pese a su dificultad, fue el Camino Cantábrico o Ruta del Norte. No obstante, fue el Camino Primitivo, el utilizado por los primeros devotos que llegaban desde el naciente reino de Asturias, el que puede ser considerado el primer itinerario jacobeo.

camino_hito
Los hitos jalonan el Camino de Santiago.

El Camino del Sudeste corresponde a la prolongación de la popular calzada romana como Vía de la Plata, que unía la antigua Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga) También existen rutas que surcan mares, como el Camino Inglés, que desde el siglo XII acerca a los fieles escandinavos y británicos hasta playas gallegas como Ribadeo, Viveiro, Ferrol o A Coruña, y rutas que llegan hasta ‘fin del mundo’ como el Camino de Fisterra-Muxía.

La Compostela

En Roncesvalles (Navarra) y la iglesia de Santiago de Jaca (Huesca) se ofrece la credencial del peregrino a aquellas personas dispuestas a realizar (a pie, en bicicleta o a caballo) el Camino. Esta ‘cartilla viajera’ debe ser sellada en cada localidad donde se pernocte (albergues, iglesias, ayuntamientos…) para que, al llegar a Santiago, sea canjeada por la Compostela.

La llegada a Santiago supone el punto y final de la travesía. Compostela requiere, al menos, un día completo de visita. Entre los lugares clave para contemplar se encuentra su Catedral, con el Pórtico de la Gloria, obra del Maestro Mateo, la tumba del apóstol y el camarín, así como el Museo Diocesano y la cripta, donde descubrirá cómo era el coro románico.

Detalles a tener en cuenta para el Camino

-Disfrutar del silencio, escuchando los sonidos de la naturaleza. El viento, los pájaros… Aunque el viajero se desplace acompañado, siempre encontrará momentos de silencio. Debe aprovecharlo si tiene la oportunidad.

Calma, sin prisas por llegar cuanto antes a Santiago o al final de cada etapa. Si el viajero dispone de pocos días, es mejor hacer menos kilómetros e ir más despacio.

ruta_camino_santiago
Una experiencia para los sentidos: la esencia del Camino de Santiago.

Contemplación, que implica una actitud reverencial con todo aquello que nos rodea, sea arte, naturaleza o personas. Un karma delicioso para recobrar el espíritu.

Realizar el Camino de Santiago es una auténtica experiencia para los sentidos que colma de bienestar el interior de la persona. Eso sí, requiere de una buena condición física porque el esfuerzo llega a ser agotador. Todo aquel viajero que quiera vivir esta aventura de manera más cómoda puede recurrir a los servicios de Pilgrim Travel: Ofrece consigna de mochilas, alquiler de bicicletas, servicio de duchas, lavado de ropa o recorridos por Santiago y alrededores, entre otros.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *