Comparte

Aparte de la belleza de sus colosales montes y escarpadas costas, ofrece una cocina extraordinaria, una atractiva cultura y fabulosos viajes por carretera que permiten avistar alces.

Canadá es el segundo país más grande del globo y abarca una infinidad de paisajes repartidos en seis husos horarios: altas montañas, resplandecientes glaciares, fantasmagóricas selvas tropicales y playas aisladas. Y también la historia de Canadá.

Hay muchos sitios memorables y gran variedad de personajes. Abundan los osos pardos y polares, las ballenas y los queridos alces.

Canadá es muy diversa en toda su extensión y en cada ciudad, algo que se percibe en la música, el arte y la gastronomía. Se puede tomar un café con leche y un cruasán de hojaldre en una terraza de Montreal o visitar un mercado asiático nocturno y comer fideos en Vancouver.

El viajero también puede unirse a una primitiva fiesta celta con gaitas en la isla de Cabo Bretón, recorrer en piragua los bosques y aldeas aborígenes de Haida Gwaii, asistir al Festival Internacional de Teatro Alternativo de Edmonton o al famoso Festival de Cine de Toronto.

Diez lugares que visitar en Canadá

1) Haida Gwaii

Antaño conocido como las islas de la Reina Carlota, este archipiélago en forma de daga, a 80 km de la costa de la Columbia Británica, es un viaje mágico repleto de grandes piceas y cedros en un aun agreste paisaje anegado. Águilas calvas y osos pueblan el bosque antiguo, y leones marinos y orcas surcan sus aguas.

2) Reserva Parque Nacional Nahanni

Bellas fuentes termales. Gargantas embrujadas y glotones osos pardos pueblan este parque, próximo a la frontera con el Yukón, accesible solo en avión y visitado apenas por 1.000 personas al año. Recorre 500 km por los montes Mckenzie entre altísimas cascadas.

3) Vancouver

Vancouver es una relajada metrópoli amante del cóctel rezume belleza. Con montañas esquimales en las afueras, 11 playas en torno al centro y la densa plurisilva de Stanley Park a unas manzanas de los rascacielos, es una armónica fusión de ciudad y naturaleza que combina el estilo de Hollywood con su audaz contracultura.

4) Montañas Rocosas

Las cordillera nevada que sirve de frontera entre la Columbia Británica y Alberta asoma y excita. Sus cuatro parques naturales (Banff, Yoco, Kootenay y Jasper) ofrecen infinitas oportunidades de explorar su exuberante naturaleza con un laberinto de senderos, torrentes y pistas de esquí.

5) Cataratas del Niágara

Abarrotadas, turísticas y ni siquiera figuran entre las 500 mas altas del mundo, pero cuando estos vigorosos brazos de agua caen en forma de arco sobre el precipicio como cristal rugiendo en el vacío, impresionan de veras.

6) Ruta de Cabot

Sus 300 km serpentean ascendiendo por montañas costeras, con sobrecogedoras vistas marinas en cada recodo, ballenas saltarinas frente a la costa, alces que pastan en las cunetas y muchas sendas para caminar.

niagara_cataratas
Las Cataratas del Niágara son un extraordinario espectáculo visual que marca al viajero.

7) Autopista Transcanadiense

La principal arteria del país recorre 7.800 km desde St John’s (Terranova) hasta Victoria (Columbia Británica) y concentra sus mejores atractivos. El Parque Nacional Gros Morne, la isla de Cabo Bretón, Quebec, Banff y el Parque Nacional Yoco son algunas escalas.

8) Casco antiguo de Quebec

La capital de Quebec tiene más de 400 años de historia, y sus muros de piedra, sus catedrales con chapiteles y sus cafés con jazz de fondo le dan el ambiente, el romanticismo, la decadencia y el misterio de las ciudades europeas.

9) Isla Manitoulin

En pleno centro del lago Hurón, la mayor isla de agua dulce del globo es un pausado enclave con playas y casitas de verano. Recortadas extensiones de cuarcita blanca y afloramientos de granito bordean su costa y brindan rutilantes visitas.

10) Las praderas

En el centro de Canadá reina la soledad. Las llanuras de Manitoba y Saskatchewan son una sucesión de cambios de trigo que se difuminan en el horizonte con la luz del sol. Las espigas se agitan al viento como un océano solo interrumpido por algún sitio que se alza como un gran buque.

Documentación para viajar a Canadá

Antes de viajar a Canadá el viajero debes tener en cuenta que necesita documentación para su estancia. Resulta necesario solicitar eTA para Canadá para entrar en el país norteamericano.

Los ciudadanos de todos los países que no necesitan visado, además de los residentes legales permanentes de Estados Unidos, están obligados a obtener una autorización de viaje (eTA) antes de entrar en Canadá. Más vale prevenir…

¿Tiene el viajero nacionalidad española y va a viajar pronto a Canadá por negocios o turismo? Si es así, debe solicitar un visado o una eTA Canadá antes de partir. Sin un visado o eTA Canadá válida, no se le permitirá embarcar en ningún vuelo con destino a Canadá.

La eTA Canadá es un permiso de viaje obligatorio para poder viajar a Canadá sin visado. Se tarda unos 5 minutos en solicitar una eTA y el coste es de 19,95 euros por persona. La validez de eTA Canadá es de 5 años desde su aprobación.

Durante este periodo el viajero puede desplazarse de forma ilimitada a Canadá; sin embargo, cada visita puede durar 6 meses como máximo. Además, su pasaporte debe tener al menos un día de validez después de su fecha de partida.

Así que ya sabe el viajero. Si tiene nacionalidad española y quiere viajar a Canadá este año o el próximo, entonces tiene que solicitar una eTA antes. Es el caso para viajes por turismo, negocios, estudios, visitas familiares y escalas en Canadá. Solo si tiene un visado o un pasaporte canadiense o estadounidense no necesita una eTA.


Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí