PUBLI
Comparte

Jugar y apostar son dos actividades que, aunque no se manifestaron al mismo tiempo en el comportamiento humano, provienen de la necesidad genética de entretenimiento.

El azar, por su parte, ha intrigado y atraído la curiosidad del hombre, que siempre ha buscado la manera de tenerlo bajo su control. 

Esta mezcla de juego, apuesta y azar es lo que condujo, de un modo igualmente ‘azaroso’, a la aparición de los casinos en la sociedad. Las historias de casinos comenzaron a rodar por doquier en forma de relatos fascinantes de un ambiente lleno de mucha alegría, emoción y riesgo. 

A medida que fue transcurriendo el tiempo, las inseguridades asociadas a este tipo de actividad se fueron minimizando hasta llegar al casino online seguro del que el usuario puede disfrutar hoy en día.

El casino seguro online se ha convertido en el estándar de todos los países que han legalizado todo lo relacionado con los juegos de azar en línea. Si el usuario escoge cualquier casino online España para comprobar el nivel de seguridad que posee, se dará cuenta de que no es posible, con la tecnología actual, alcanzar un grado mayor.

Es justo que sepa que esta seguridad es viable debido a que en España existe una legislación para el control de los juegos de azar y casinos online eficiente y muy bien diseñada. Toda esta actividad lúdica está supervisada y monitoreada permanentemente por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

Historia de la Ruleta de Casino

Uno de los juegos más emblemáticos de los casinos, junto a las máquinas tragamonedas, es la ruleta. Tal como la conocemos en la actualidad es la consecuencia de la evolución de ciertos juegos que se realizaban en la antigüedad. Son:

La rueda de la fortuna que jugaban los soldados romanos y griegos utilizando una rueda de carro o un escudo respectivamente, con divisiones y a los que hacían girar apoyados en un clavo o punta de lanza, es uno de esos juegos precursores.

La girella en Italia, en la segunda mitad del siglo XV. Con ella aparecieron los colores rojo y negro y los números. Posteriormente, en la misma Italia, entra en escena el lote real o biribissi que, aunque no era una rueda y tampoco giraba, introduce las apuestas a los números pares e impares y a las imágenes.

La hoca, otro juego italiano que aporta un plato giratorio con números situados en agujeros de su periferia, la bola lanzada en dirección contraria al giro, el número cero y el hecho de ganar la ‘casa’ de salir este.

La bola, juego francés del siglo XVIII con un plato giratorio con dos círculos concéntricos cada uno, con dieciocho agujeros numerados del uno al nueve. Como nota curiosa el cinco hacía las funciones del cero.

El ‘roly poly’ y el ‘even odd’, jugados en el Reino Unido del siglo XVIII, a los que se podía apostar solo a pares o impares ya que había veinte secciones consideradas como tales y dos marcadas con el número cero.

monaco_casino
Casino de Montecarlo./ sam garza

Estos son los antecesores del juego de la ruleta, los que le dieron su aspecto y sus reglas actuales. Es bueno acotar que la contribución del genio francés Blaise Pascal a la ruleta está en el mecanismo que produce un movimiento giratorio con un mínimo de fricción.

¿Cómo se originaron los casinos?

Casino es una palabra de origen italiano que significa “casa de campo señorial”. Sin tener una fecha precisa que señalar, se sabe que existían en Italia residencias utilizadas por la gente noble y de clase media alta como lugar de esparcimiento. Entre las actividades que solían realizar estaban los juegos de azar y las apuestas.

El primer establecimiento al que se puede considerar el precursor de los casinos físicos actuales es el casino de Venecia, edificación construida en el siglo XVI y puesta en funcionamiento en el XVII para el esparcimiento de la clase aristocrática italiana. 

Se jugaba un juego parecido al blackjack conocido como ‘la basetta’, había un código de vestimenta y los empleados representaban a la ‘casa’.

Sin embargo, el establecimiento que termina de darle las características a lo que es un casino actual es el de Montecarlo, casa de juego cuya construcción fue ordenada por el rey Carlos III en 1856. 

Sus numerosas salas de juego de gran estilo y belleza y la extrema elegancia exigida para todos aquellos que quisieran disfrutar de sus instalaciones, le dio ese toque de glamour que no puede separarse, por lo menos en nuestra imaginación, de cualquier casino.

En el caso de los casinos online podemos decir que sus inicios se remontan a 1994, cuando se legalizó el primero de su tipo en Antigua y Barbuda, país insular del continente americano.

En conclusión, los casinos actuales son el resultado de la transformación que sufrieron las casas de campo, utilizadas como lugares de entretenimiento por las clases pudiente de la Italia del siglo XV, a su llegada a las ciudades. 

Esto vino acompañado de ciertas inseguridades y riesgos que a día de hoy han sido reducidos a su expresión mínima, cosa que el usuario puede comprobar accediendo a cualquier casino online seguro de los muchos y muy buenos que existen en la actualidad.


Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí