Home Aragón Labitolosa: Roma llega a Huesca
Labitolosa: Roma llega a Huesca

Labitolosa: Roma llega a Huesca

0
0

En la actual La Puebla de Castro perviven los restos de una pequeña comunidad urbana del norte de la provincia Citerior Tarraconensis. Era una cabeza de civitas con categoría de municipium. Se trata de Labitolosa, ubicada en el vértice meridional del Pirineo oscense (a 78 kilómetros de la capital) Vayamos a visitar Labitolosa, que merece realmente la pena.

Labitolosa no aparece citada en las fuentes escritas, ni siquiera en el famoso texto de Plinio que describe las ciudades del Conventus Caesaraugustanus. No obstante, los trabajos arqueológicos que se vienen haciendo desde 1991 en el cerro del calvario oscense han permitido descubrir los restos de una importante ciudad romana.

Su perímetro abarcaba unas 12 hectáreas de superficie. Fundada a mediados del siglo I antes de Cristo, resultó abandonada en el siglo III, sin constatarse evidencias de violencia. De los trabajos en el yacimiento sobresalen los hallazgos de algunos edificios romanos de interés.

Unas termas imponentes

Por un lado el Foro y por otro las termas, en sendos edificios (segunda mitad del siglo I y comienzos del siglo II) Los dos edificios termales se encuentran en un buen estado de conservación y su altura se alza hasta los cinco metros.

El primero de ellos (Termas I) se construyó entre los años 40 y 60, mientras que el segundo (Termas II) lo fue entre los años 70 y 80. Como suele ser habitual en este tipo de espacios, estas termas contaban con las tres salas que las hacían únicas: frigidarium, tepidarium, y la cella soliaris-caldarium, con su labrum separado.

huesca_labitolosa
Labitolosa fue una importante ciudad romana de la zona de Aragón. /carlosky

La curia de grandes proporciones

Asimismo, destaca otro edificio por encima del resto: la Curia. Construida por Marcus Clodius Flaccus y Cornelia Nelia, su esposa, entre los años 110-120, se trata de un inmueble de proporciones considerables (18 metros de largo por 11 de ancho), revestido de estuco de colores y suelo sellado de opus signinum.

Su decoración era muy austera, tanto en el interior como en el exterior. No obstante sí fue prolífico en la ornamentación de esculturas y bustos (se han hallado 25 bases y pedestales), sin muchos paralelos, salvo quizá el de la curia de Thamugadi (Argelia)

En el centro del casco urbano del núcleo de la ciudad hispano-romana apareció un barrio de viviendas comunes. Este emplazamiento se comenzó a construir a mediados del siglo I y estuvo en funcionamiento hasta el final de la ciudad, a finales del siglo III.

obras_labitolosa
Los trabajos de excavación continúan en Labitolosa.

En torno al año 200 Labitolosa fue abandonada, sin que se conozcan las causas reales o los motivos concretos. La ciudad romana se olvidó y la mayor parte de su casco urbano nunca más fue reocupado. Con el paso del tiempo, Labitolosa fue urbe goda y árabe.

La provincia de Huesca cuenta con muchos más lugares de interés y con historia que pueden interesar al viajero. Sin ir más lejos, Jaca y su imponente fortaleza, que otorga respeto a quien la visita. Monzón y su castillo templario o Aínsa y sus bellos parajes tienen motivos de sobra para reclamar la atención del viajero. No existe excusa para desplazarse hasta tierras aragonesas y dejarse embriagar por los encantos que conservan todos sus rincones.

Dónde dormir: Casa Rural La Arboleda; Calle los Enebros, 17; 22435 La Puebla de Castro (Huesca); teléfono: 677210029.
-Casa Rural Los Arcos de Barasona; C/ Juan Soler Lamas, 34; 22435 La Puebla de Castro (Huesca); teléfono: 677210029.

Dónde comer: Costa oeste; Ctra. Barbastro a Tremp, 2K, 22435 La Puebla de Castro (Huesca); teléfono: 660855094.
-Bar Social; Calle la Tabla, 22435 La Puebla de Castro, (Huesca); teléfono: 974545005.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *