Comparte

Desde que el hombre es hombre y la mujer es mujer, en los albores de la humanidad, el juego nació como entretenimiento ya cuando el ser humano adquirió conciencia de su papel en el mundo. La historia nos proporciona pueblas palpables de ello.

La China milenaria

Por ejemplo, en China se han hallado vestigios de fichas que al parecer fueron utilizadas para un juego de azar rudimentario datadas en 2.300 antes de Cristo. El libro de los cantos chino hace referencia al ‘dibujo de madera’, lo que sugiere que las fichas pueden haber formado parte de un juego de lotería.

Roma: un pueblo de jugadores

Pero fueron los romanos los verdaderos pioneros del juego hasta que llegaron los nuevos casinos online hoy día. Ya en mi obra Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma titulo un capítulo como ‘Un pueblo de jugadores’. Y es que los restos arqueológicos demuestran que los juegos de azar estaban plenamente implantados entre los romanos, en los que en ocasiones derrochaban buena parte de su dinero. El más famoso fue sin duda el de los dados (tesserae).

Se fabricaban en hueso, metal o marfil y tan a menudo se trucaban, que pronto se obligó el uso de cubiletes para ser lanzados. Era un elemento imprescindible si se quería ganar la confianza de los participantes, ya que se suponía que tirar los dados con la mano era una forma de facilitar los ardides y trampas de los tahúres.

PUBLICIDAD
Lugares con historia donde nació y evolucionó el juego 1
Los romanos eran unos grandes aficionados a los dados.

Cada cara del dado estaba marcada con puntos, del uno al seis. Se lanzaban tres dados a la vez con el frutillus o cubo, igual que las tabas, pero se computaban las caras superiores. La mejor tirada eran tres seises, y la peor, tres unos. Para tener suerte en la jugada se solía invocar a una divinidad o se pronunciaba el nombre de la mujer que se amaba.

Tal fue la afición que despertó este tipo de ocio entre los romanos, que las leyes siempre persiguieron a los jugadores, conocidos peyorativamente como aleator. El juego fue una fuente común de discusiones. Las leyes relativas al juego están llenas de referencias a las agresiones y el uso de la fuerza.

De regreso a China

La gran mayoría de los expertos están de acuerdo en que las primeras cartas de naipes aparecieron en China en el siglo IX. Ya en el año 1400 el juego más antiguo al que todavía se apuesta en los casinos de ahora, es el juego de cartas para dos jugadores del Baccarat, que ya se mencionó por primera vez en el siglo XV cuando migró de Italia a Francia.

Con el paso del tiempo apareció el Blackjack, cuyos orígenes toman diferentes versiones. Una de ellas nos lleva a España, ya que un juego llamado 21 apareció en un libro de Miguel de Cervantes, autor de El Quijote.

Otra teoría nos lleva a Francia a un juego de nombre 15 y cómo no Estados Unidos, destino con historia que le puso nombre en 1930, cuando comenzó a aparecer en los casinos de Nevada.

En Italia nacen los casinos

Los primeros casinos surgen a comienzos del siglo XVII en Italia, en concreto en Venecia. Uno de sus atractivos, sin duda es la ruleta, que tal y como la conocemos hoy en día, tuvo su origen en las casas de juego de París.

Por su parte, resulta difícil precisar cuál fue el origen exacto del póker, ya que parece haber evolucionado a partir de varios juegos de cartas diferentes y a lo largo del paso de muchos siglos. Lo que sí sabemos con certeza es que un actor inglés llamado Joseph Crowell informó de que se jugaba una forma reconocible del juego en Nueva Orleans en 1829.


Comparte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here