Comparte

Viajar en estos tiempos de pandemia resulta complicado. Pero eso no impide que podamos hacer planes para un futuro más o menos inmediato. Algunos países han abierto su frontera con España, como Suecia o Turquía; en otros se exige pasar cuarentena o entrar con una prueba PCR negativa que demuestre que no se está contagiado de coronavirus…

La Boquería: informarse antes de viajar

No está de más que el viajero se informe convenientemente antes de hacer las maletas. Puede consultar los organismos oficiales de cada país de posible destino. Si busca emprender la aventura, conviene contratar un seguro de viaje. Por lo que pueda pasar. Algunos contemplan cláusulas relacionadas con la nueva situación debido al Covid. Casi que se antoja más que necesario.

Si viajar fuera de España está limitado en la actualidad, no lo está tanto moverse a lo largo y ancho del territorio de la península Ibérica. Uno de los destinos interesantes que puede escoger el viajero le lleva a la Ciudad Condal, donde descubrirá un lugar con mucha historia y encanto.

El mercado de San José (1842), conocido popularmente por la Boquería, se sitúa en las Ramblas, cerca del Liceo. Encuadrado en soportales sostenidos sobre columnas jónicas, el edificio es la típica construcción metálica de principios del siglo XX (1914) con adornos y vitrales de estilo modernista y un tejado de cinco alas apoyado sobre columnas de hierro.

El mercado más grande de España

El mercado tiene once pasillos, rotonda central y más de 300 puestos (sin contar los adicionales, transitorios, que montan los payeses venidos de los pueblos y masías del entorno). Es el más grande y mejor surtido de España y sin duda una atracción turística de primer orden.

PUBLICIDAD

Y es que, además del agradable paseo entre los diversos puestos, a cual más vistoso, admirando la riqueza y variedad de productos procedentes de diversos lugares del mundo, en él se puede desayunar, tapear y almorzar divinamente.

La Boquería obtuvo el Premio al Mejor Mercado en la Conferencia Internacional de Washington organizada por la Asociación de Mercados de Productos Frescos en el año 2005. Y para visitar estas lonjas con historia, resulta recomendable buscar alojamiento en la Ciudad Condal. Hoteles económicos en Barcelona hay unos cuantos si el viajero indaga bien por Internet.

El Mercado de San Antonio

De la misma época y solera de la Boquería es el mercado de San Antonio (1882), en cuyos soportales y entorno se instala los domingos por la mañana un concurrido mercado de libros y una lonja de intercambio de cromos.

Los mercados de San Antonio y del Born son los mejores ejemplos de la arquitectura del hierro del siglo XIX en España. Precisamente, sobre este último antiguo mercado se habilitó un centro cultural gracias a un yacimiento convertido en museo donde contemplar con todo detalles como era la Barcelona de 1700.

En el barrio de La Ribera de Barcelona se alza la inconfundible estructura de una de esas construcciones metálicas tan de moda en el siglo XIX. Fue el primer gran edificio de la arquitectura del hierro en Barcelona y ejerció casi un siglo, hasta 1977, como su principal mercado de abastos.

De la Ciudad Condal el viajero da un salto a la capital de España. En Madrid, uno de los lugares con historia que todo buen amante de los paseos y la gastronomía debe visitar es el Mercado de San Miguel. Ya comienza a apretar el apetito después de un agradable paseo por su historia.

El Mercado de la Boquería en Barcelona y otras lonjas con historia 1
Mercado de San Miguel en Madrid./ Juan Antonio Flores Segal.

El Mercado de San Miguel

Ubicado en la plaza del mismo nombre, junto a la célebre Plaza Mayor, conserva, al igual que el del Born de Barcelona, su estructura original de hierro de principios del siglo XX.

En sus más de 1.200 metros cuadrados, el mercado de San Miguel es el templo gastronómico de la ciudad de Madrid. Un paraíso para los amantes del paladar donde poder degustar el mejor jamón ibérico hasta el marisco más fresco procedente de Galicia.

El Mercado Central de Valencia

También con solera y de gran enjundia es el Mercado Central de Valencia, toda una joya arquitectónica. Inaugurado en 1928, sus cúpulas de hierro, cristal y cerámica de hasta 30 metros de altura cobijan más de 350 tiendas de frutas, pescados, carnes y hortalizas.

Se trata del mayor mercado de Europa dedicado a productos frescos y el primero que permitió, ya en 1996, hacer la compra a través de Internet. Los arquitectos Francisco Guardia y Alejandro Soler levantaron entre 1914 y 1928 esta grandísima obra modernista.

Vaya donde vaya en estas fechas, el viajero debe tomar conciencia de la situación de pandemia que atraviesa el planeta. Si se desplaza, debe tomar precauciones y seguir las recomendaciones para evitar los contagios: mantener la distancia de seguridad, el lavado de manos continuo y el uso de la mascarilla para proteger nariz y boca.

En colaboración con Hotels.com, pero todas las opiniones son mías.


Comparte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here