Home Castilla-La Mancha Moya: enclave privilegiado y ansiado
Moya: enclave privilegiado y ansiado

Moya: enclave privilegiado y ansiado

0
2

En la Serranía Baja de Cuenca le espera al viajero la villa de Moya, donde las ruinas de una acrópolis pétrea le conquistarán con su nostalgia melancolía. Situada estratégicamente en lo alto de un cerro, la hermosa Moya asoma como un lugar interesante por su conjunto de ruinas, que esconden una fuerte carga histórica que sirve de escaparate de arquitectura medieval. Por sus lares pasaron, se asentaron o combatieron franceses, carlistas, republicanos y guerrilleros varios.

Para comprender la existencia de esta población fortificada hay que investigar un poco sobre su trayectoria. Los sucesos más relevantes ocurrieron desde el siglo XII hasta mediados del XIX, cuando la villa llegó a constituir un territorio de unos 2.750 kilómetros cuadrados, hogar de casi 15.000 habitantes distribuidos en más de una treintena de núcleos de población.

cuenca_moya
Moya es una villa medieval situada en la provincia de Cuenca.

A caballo entre los territorios de Aragón, Valencia y Castilla, Moya siempre fue un enclave privilegiado y tremendamente ansiado. Jugó un papel importante durante la Reconquista y Alfonso VIII se la arrebató a los musulmanes en el siglo XII y le otorgó su fuero. A mediados del siglo XIV fue declarada de realengo, es decir, que solo debía obedecer al primogénito del rey. Pero los distintos monarcas no cumplieron lo pactado y los moyanos se ganaron fama de rebeldes por la defensa de sus derechos.

Moya nunca fue morada árabe ni se han encontrado vestigios árabes en su suelo. Las construcciones militares de la villa son posteriores a la época musulmana. Repoblada en el año 1210, Moya sufrió un duro ataque almohade y en 1211 fue cedida a la Orden de Santiago, que no tomó posesión de ella hasta 1215, cuando Enrique I concedió ese privilegio a manos de Don Juan González, maestre de Calatrava algo más tarde. En esa etapa fundó hospital para redención de cautivos, bajo la espada de Santiago Matamoros.

moya_lugares_historia
La localidad manchega está considerada Conjunto Histórico-Artístico

Entre los nobles que la comandaron destacan Andrés de Cabrera y su esposa Beatriz de Bobadilla; esta última, confidente de Isabel de Castilla, ejerció una notable influencia en la Corte de los Reyes Católicos. Su impronta se dejó notar en acontecimientos tan relevantes como el descubrimiento del Nuevo Mundo.

Declarada Conjunto Histórico-Artístico, el viajero que recorre estos terruños tiene bastante que ver en la acrópolis medieval de Moya. Destacan por su singularidad tres monumentos que le llamarán especialmente la atención. En el extremo sur del pueblo se alza el castillo donde la torre del Homenaje impone su estilizada figura. La fortaleza de los Bobadilla fue separada del pueblo por un gran foso y su patio de armas tiene su entrada flanqueada por dos torreones que harían muy difícil entrar a la fuerza.

Consta de tres líneas defensivas. La muralla que sale del mismo para rodear el pueblo, y dos, separadas, en el propio castillo. Formó parte de las fortalezas conquistadas a los árabes por Alfonso VIII, y pasó por varios dueños hasta ser propiedad del marquesado de Moya, convirtiéndose en sede administrativa y punto estratégico importante por estar en la frontera entre Aragón y Valencia.

fortaleza_moya
Castillo de Moya./Psoriat

Por su parte, la iglesia gótica de Santa María la Mayor ha sido rehabilitada. Una recia doble muralla protegía el recinto de los ataques. Su trazado se veía interrumpido hasta siete veces en forma de puertas de los Carros, Secreta, de los Ojos, de la Calzadilla,… Es el edificio parroquial más antiguo de Moya. Por su parte, la iglesia de la Santísima Trinidad (siglo XIII) está situada en el callejón del Alcalde junto a la plaza mayor de la que solamente queda en pie su espadaña. Otros templos religiosos de interés son la iglesia de San Miguel (siglo XIV), la de San Pedro (siglo XVII), la de San Juan o la de San Bartolomé (siglo XV)

Al viajero apasionado por la historia le puede apetecer prolongar su estancia y conocer más pasado de la provincia manchega. Una visita por los alrededores redondearán su estancia. Cuenca cuenta con puntos históricos de gran interés como la ciudad romana de Segóbriga, el monasterio de Uclés (llamado El Escorial de la Mancha), la reserva Natural Hoces del Cabriel o la Ciudad Encantada, por citar solo algunos ejemplos.

Dónde dormir: Casa Rural Tierras de Moya; Real, 28; Los Huertos de Moya (Cuenca); teléfono: 969361577.

Dónde comer: Restaurante Moya; Real, 4; Los Huertos de Moya (Cuenca); teléfono: 969362191.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

  1. Anotado queda en nuestro particular cuaderno de bitácora. Nos encantan las ruinas evocadoras que dan cancha a la imaginación, siempre apoyada en algunos datos históricos. Nos queda la duda de quién habitaba Moya cuando Alfonso VIII la incorporó a los territorios cristianos si decís que nunca fue habitada por los árabes…

    1. Seguro que no te arrepentirás del viaje. Merece la pena en todos los sentidos: por su historia, parajes, patrimonio, gastronomía,… una delicia para los sentidos.

      Gracias por tu comentario

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *