Comparte

Nueva Orleans cuenta con una historia indiscutible. Esta ciudad de los Estados Unidos fue fundada en 1718 por franceses, y pasó a dominio español a mediados del siglo XVIII. En 1795 España cedió los derechos de uso de su puerto a los Estados Unidos, y a principios del siglo XIX la Luisiana pasó a formar parte de su nuevo país.

Es una ciudad con muchos atractivos donde merece la pena vivir, como lo son las noches de jazz, blues o rock en locales abarrotados y las multitudinarias fiestas anuales, pero también es conocida como la ciudad que hizo popular al blackjack.

En la actualidad, podemos disfrutar varias versiones del blackjack, desde el clásico hasta el moderno blackjack multi-mano. También está la opción del blackjack gratis online como el de dinero real. En este artículo vamos hacer un recorrido por su historia.
 
Viajemos por un momento a Nueva Orleans. Las cosas por las que merece la pena vivir son la norma en esta ciudad: arquitectura colonial caribeña, cocina criolla y un ambiente de celebración tumultuosa parecen más seductores que nunca en esta ciudad del sureste de los Estados Unidos.

Nueva Orleans es también una ciudad amante de la comida que celebra sus múltiples influencias culinarias. Un crisol de influencias francesas, africanas y americanas.

El juego en Nueva Orleans

El blackjack existe desde hace cientos de años, y puede que su origen haya sido en España. Se extendió a Francia y luego por toda Europa. El juego no se introdujo en Estados Unidos hasta 1765, cuando se hizo popular en Nueva Orleans gracias a la llegada de inmigrantes franceses que trajeron consigo sus juegos de cartas.

Aunque se desconoce la historia exacta del blackjack, tuvo un precedente hace varios siglos, y era conocido como el juego de veintiuna. Hay alusiones a él en Rinconete y Cortadillo, obra de Miguel de Cervantes, autor de El Quijote.

La obra especifica que hay que sumar 21 puntos sin pasar, valiendo el as 1 u 11 puntos según la circunstancia. Entre 1601 y 1602 se escribió la obra, por lo que se puede deducir que el veintiuno se jugaba en Castilla en el siglo XVII.
edificio_nueva_orleans
Nueva Orleans sorprende al viajero por su arquitectura colonial.

Los inicios del blackjack

Durante el siglo XVII, existía en Inglaterra una variante de este juego conocida como bone ace, donde los jugadores tenían que llegar lo más cerca de 31, y cada jugador empezaba con 3 cartas. Por su parte, el quinze (15), predecesor del blackjack, era popular en los casinos franceses a principios del siglo XIX.

El juego de cartas italiano sette e mezzo (siete y medio) se jugaba a principios del siglo XVII, e incluso es común ver en la actualidad a familias italianas jugar en Navidad este juego de cartas. Se trata de un juego que consiste en llegar lo más cerca de siete y medio para vencer a la banca. Se juega con un mazo estándar quitándole los 8 y 9, todas las cartas numéricas conservan su valor y las cartas con figuras (10, 11 y 12) valen medio punto.

En 1780, otro juego francés, el trente-et-quarante (30 y 40), se jugaba en el Casino de Spa, en Bélgica. A diferencia de la mayoría de estos primeros juegos, en el trente-et-quarante, el casino era el banquero, es decir, ganaba o pagaba las apuestas realizadas por los jugadores. Este fue el primer juego en el que ofrecía un seguro para las apuestas.

Las normas modernas del blackjack se establecieron por primera vez en el juego francés vingt-un (o Vingt-et-un «21») a mediados del siglo XVIII. Madame Du Barry y Napoleón Bonaparte fueron dos entusiastas que promovieron el juego en Francia a finales del siglo XVIII y principios del XIX.

PUBLICIDAD

La expansión a los Estados Unidos

Los colonos franceses que llegaron al Nuevo Mundo en el siglo XIX, concretamente a los territorios de Nueva Orleans, trajeron consigo el juego. El juego era legal allí y los casinos estaban en constante expansión, por lo que el blackjack se popularizó rápidamente.

Con el tiempo, los casinos adoptaron dos reglas que hicieron que el juego fuera más amigable para los jugadores: los participantes podían ver una de las cartas del croupier, y este tenía que conseguir manos de 16 o menos, como también plantarse a partir de 17 puntos.

Después de la popular investigación académica del Dr. Thorp, en la que reveló su estrategia millonaria de blackjack, así como de los jugadores y analistas posteriores, el blackjack se convirtió en el juego de mesa más frecuente en los casinos.


Comparte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here