Comparte
  • 99
    Compartidos

Fue concebido en sus orígenes como fortaleza templaria. Ya en el siglo XIII pasó a ser abadía cisterciense, y con el paso del tiempo, palacio de la Casa de Alba. Al norte de la provincia de Cáceres, precisamente en el pueblo de nombre Abadía, se alza el Palacio de Sotofermoso, un bello edificio de planta cuadrada, con patio mudéjar y una doble galería de cinco arcos en cada lado.

El jardín renacentista de Sotofermoso

Sotofermoso llegó a contar con un hermoso jardín renacentista, que fue ordenado crear por Fernando Álvarez de Toledo, tercer duque de Alba. Lució radiante en el siglo XVI a orillas del río Ambroz, pero hoy se encuentra muy deteriorado y apenas se conservan algunas partes del parterre, como la estatua de Andrómeda en la llamada plaza de Nápoles.

El palacio de Sotofermoso se erigió en su época como un centro cultural y artístico de gran importancia, además de academia humanista de italianos y flamencos. Artistas de la talla de Garcilaso de la Vega o Lope de Vega fueron bien acogidos para escribir algunas de sus obras y encontraron sosiego por estos parajes. Un lugar de encuentro donde reinaba la cultura y también un rincón con mucho encanto.

En su momento de lujo y esplendor, el palacio estuvo salpicado de estatuas, fuentes, arquitectura de arrayanes y memoria en piedra de los grandes de España. Un vergel renacentista que no resulta de extrañar que inspirara las musas de tan grandes literatos.

sotofermoso_jardines
Jardines del Palacio de Sotofermoso./ Jesusccastillo

Morada de reyes y nobles

El patio de arcos mudéjares guarda algunos tesorillos tallados en los capiteles: un guerrero templario, un gato… Si el viajero sale a los jardines se topa con un gran arco que hizo construir don Fadrique para recibir a Fernando el Católico, que allí estuvo varias veces, incluso unos días antes de morir algunas leguas más al sur, en Madrigalejo.

También Sotofermoso fue lugar de descanso de nobles y reyes, entre ellos Alfonso VIII de Castilla, Alfonso IX de León, Juana la Loca o Felipe II cuando acudía a contraer matrimonio con María de Portugal. Testigos de una belleza de palacio con lustre.

Pero poco más permanece hoy. Ya no queda rastro de las fuentes monumentales, de los árboles de las distintas especies, los juegos de agua, las esculturas… Pero irradia un encanto único que merece la pena su visita, pensando que nos encontramos ante una joya maltratada por el paso del tiempo.

Es Bien de Interés Cultural

Como atestigua su rica historia, el Palacio de Sotofermoso está protegido como monumento al estar declarado Bien de Interés Cultural. Es patrimonio histórico artístico desde 1931. El edificio se fundó en un lugar de paso muy utilizado por ganaderos y mercaderes, que habían de pagar una tasa cada vez que cruzaban el puerto real. Los monarcas solían privatizar este servicio y la Casa de Alba sacó buen provecho de él durante siglos.

En la actualidad, el lugar puede ser visitado por el público, aunque solo los lunes de 10 a 11.15 horas (excepto festivos) Luego del palacio, el viajero puede acercarse hasta Abadía para visitar el pueblo. Los restos arqueológicos más antiguos pertenecen a una villa romana relacionada con Cáparra, aunque hay noticias de que los vetones poblaron estas tierras.

sotofermoso_monumento
Estatua de Andrómeda en Sotofermoso./ Jesusccastillo

Con posterioridad, los musulmanes construyeron una fortaleza que se fue modificando con el paso del tiempo. Después, las tierras y las edificaciones fueron donadas quizás a la Orden del Temple.

Entre los lugares más interesantes de Abadía lucen monumentos como el convento de la Bien Parada (siglo XVII), o la iglesia de Santo Domingo. Destacan, asimismo, otros hitos como el puente medieval sobre el río Ambroz, un importante lugar de paso para la trashumancia, o el edificio del Ayuntamiento (siglo XIX)

Cerca de Abadía y Sotofermoso se encuentra Plasencia, la perla del Jerte. Una hermosa ciudad del norte de Extremadura que esconde un considerable patrimonio artístico tras sus murallas, de las que aún se conservan restos de los siglos XII y XIII.

https://youtu.be/Lhn1UgeUO3Y

Dónde dormir en Abadía: El Guía del Abad; Calle Carretera, Sn; 10748 Abadía (Cáceres); teléfono: 927479291.

Dónde comer en Abadía: El Rincón de Pascual; Calle Carretera, 5; 10748 Abadía (Cáceres); teléfono: 645125172.

-Chiringuito Abadía: S/N, Calle Carretera; 10748 Abadía (Cáceres); teléfono: 645125172.


Comparte
  • 99
    Compartidos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here