PUBLI
Comparte

En la comarca de Las Merindades, el río Nela en Puentedey ha creado una de las estampas más bellas de la provincia de Burgos: un espectacular puente natural en el que parece increíble que la fuerza de la erosión del agua haya horadado de esta manera la roca. Quizás sea por ello por lo que la leyenda atribuye al ‘dedo de Dios’ la creación de este puente.

Pero la panorámica del puente desde el nivel del río cuenta con mucho más; y es que, sobre esta maravilla natural, se ha asentado la pequeña pedanía de Puentedey, creando un horizonte de enorme belleza enclavado en este magnífico entorno rural.

La historia de Puentedey

Rodeado de impresionantes paisajes naturales y dotado de una rica historia, Puentedey cautiva a los visitantes con su encanto medieval y sus maravillas geológicas. Casas solariegas y construcciones populares forman un casco urbano revela un pasado histórico medieval que han marcado una personalidad propia que merece la pena conocer.

Puentedey es un pueblo con una historia rica y fascinante que se remonta a tiempos antiguos. Su nombre deriva de la unión de las palabras en español ‘puente’ y ‘día’, que hacen referencia al puente natural que cruza el cañón formado por el río Nela. Este puente natural, una formación rocosa impresionante, es uno de los principales atractivos del pueblo.

Los vestigios históricos de Puentedey son evidentes en sus calles empedradas y en sus antiguas construcciones de piedra. El puente medieval, que cruza el río Nela y da nombre al pueblo, es una estructura impresionante que data de siglos atrás y ofrece vistas espectaculares del entorno natural circundante.

Qué ver en Puentedey

Otro punto de interés es la iglesia parroquial de San Pelayo, un hermoso templo que combina elementos románicos y góticos y que se erige como un símbolo de la religiosidad y la historia del pueblo.

El carácter defensivo que pudo tener esta localidad a lo largo del medievos se manifiesta en el palacio de los Brizuela, una fortificación levantada entres los siglos XV y XVI.

Además de su valioso patrimonio histórico, Puentedey se encuentra inmerso en un entorno natural de gran belleza. El río Nela, que serpentea a través del paisaje, ofrece la posibilidad de realizar actividades como la pesca y el senderismo a lo largo de sus orillas.

nela_puentedey
El río Nela, a su paso por Puentedey.

Los visitantes también pueden disfrutar de agradables paseos por los alrededores del pueblo, explorando bosques, prados y colinas pintorescas. Uno de los mayores atractivos naturales de Puentedey es el cañón formado por el río Nela y el puente natural que lo cruza.

Esta formación geológica única es el escenario perfecto para tomar fotografías impresionantes y disfrutar de la tranquilidad y la serenidad que ofrece la naturaleza.

Además se ha rehabilitado el antiguo horno de pan, el viejo molino, el potro de herrar y se ha creado un pequeño museo de bolos, un deporte tradicional local que forma parte del patrimonio cultural inmaterial de Las Merindades.

Una de las novedades con las que se topará el viajero es la construcción del nuevo mirador San Andrés. Esta plataforma está suspendida en el aire y ofrece una bella panorámica de Puentedey.

PUBLI

Comer y fiestas en Puentedey

La gastronomía de Puentedey refleja la riqueza de la cocina tradicional castellana. Los platos típicos de la zona incluyen delicias como el cordero asado, el lechazo, las morcillas y los quesos artesanales. Los restaurantes del pueblo ofrecen una excelente oportunidad para degustar estos manjares y disfrutar de la auténtica cocina local.

Además de su rica oferta gastronómica, Puentedey también es conocido por sus tradiciones y festividades. Durante el año, se celebran diversas fiestas religiosas y populares que atraen a visitantes de todas partes.

Entre las celebraciones más destacadas se encuentra la fiesta en honor a San Pelayo, el patrón del pueblo, que tiene lugar en el mes de junio y que incluye procesiones, música, bailes y actividades para toda la familia.

Como destino turístico, Puentedey valora y promueve el turismo responsable y sostenible. Los habitantes del pueblo se esfuerzan por preservar su patrimonio cultural y natural, al tiempo que ofrecen una cálida bienvenida a los visitantes que desean descubrir la belleza y la historia de este encantador rincón de Burgos.

Para aquellos que buscan una experiencia auténtica y enriquecedora, Puentedey es el destino perfecto. Ya sea explorando su patrimonio histórico, admirando sus paisajes naturales o saboreando su deliciosa gastronomía, este pueblo ofrece algo para todos los gustos y promete dejar una impresión duradera en aquellos que lo visitan.

En resumen, Puentedey es mucho más que un simple pueblo. Es un tesoro escondido que espera ser descubierto, un lugar donde la historia se entrelaza con la naturaleza y donde cada rincón cuenta una historia.


Comparte
PUBLI

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí