Comparte

La imagen del río Ebro pasando por Zaragoza bajo las altas torres de la Basílica del Pilar es la imagen icónica de la capital aragonesa. Pero Zaragoza, llana, acogedora y abierta al viajero, es mucho más. ¿Qué ver en Zaragoza? Mucho y bonito.

Más de 2.000 años de historia han ido quedando reflejados en el trazado de una ciudad que ha conocido su máxima expansión a lo largo del siglo XX.

Desde 1900 hasta 2000 se ha multiplicado por seis el número de sus habitantes, sin olvidar que más de la mitad de la población aragonesa vive en la capital.

PUBLICIDAD

La historia de Zaragoza

Antiquísimo núcleo ibero-sedetano, conocido como Salduie, la notoriedad de Zaragoza comienza con la fundación, por los romanos, de Caesaraugusta, en el año 14 antes de Cristo.

De esta época brillante quedan tramos de muralla junto al Ebro y restos importantes del Foro, el Teatro, del Puerto fluvial y de las Termas Públicas.

A partir del año 714, quedó la ciudad bajo el dominio de los musulmanes convirtiéndose en 1018 en la capital del primer reino de taifas independiente de Al-Ándalus.

5 cosas que ver en Zaragoza

  1. La Aljafería. Este palacio es, junto con la Alhambra de Granada y los Reales Alcázares sevillanos, una de las principales muestras de arte civil hispanomusulmán.
  2. El Pilar. Es el lugar más visitado de Zaragoza. A él acuden numerosos fieles a honrar a la Virfgen. El edificio es imponente, una auténtica joya del barroco en Aragón.
  3. La Seo. La construcción de este bello templo se inició en 1189 sobre el solar de una antigua mezquita en el más puro estilo románico. Se encuentran representados casi todos los estilos artísticos: gótico, mudéjar, renacimiento, barroco y neoclásico.
  4. El Torreón de la Zuda. Lo que hoy es oficina de información turística fue el principal bastión del alcázar musulmán y, posteriormente, del palacio de los Reyes de Aragón tras la Reconquista.
  5. Museo Pablo Gargallo. Situado en el espacio del antiguo palacio de Argillo, alberga más un centenar d obras del escultor aragonés.

Que Zaragoza es una ciudad con historia y de amplia erudición es algo de lo que tiene constancia el viajero apasionado por el pasado. Pocas cosas en esta vida son tan importantes como la educación de nuestros hijos. Con el fin de lograr los mejores resultados académicos, se presenta vital comenzar desde los cimientos: la escuela primaria.

vista_zaragoza
Panorámica de Zaragoza.

Existen muchas formas de apoyar la educación de nuestros hijos. En la escuela primaria, los tutores particulares son especialmente efectivos. Plataformas como BuscaTuProfesor.es permiten conseguir clases particulares en Zaragoza, Madrid, o cualquier ciudad de España y para cualquier asignatura en minutos.

5 claves para que los niños triunfen en Primaria

1. Valora procesos, no resultados. Uno de los mayores errores que cometen los padres es presionar a sus hijos para obtener los mejores resultados. El éxito en la vida rara vez está relacionado con tener calificaciones perfectas. En vez de elogiar a tu hijo basado en las calificaciones que obtiene en la escuela, valora su proceso de aprendizaje. Celebra el hecho de que comprenda un nuevo concepto, independientemente de la calificación que obtenga en una prueba.

2. Enseña con tu ejemplo. La estructura del aprendizaje en la escuela puede ser más bien tediosa, especialmente para ciertas asignaturas. Una de las mejores formas de inspirar la sed del saber de tu hijo es plantearte metas académicas a corto y mediano plazo, y que vea cómo las cumples.

3. Piensa a largo plazo. La crianza y la educación son tareas que ocurren a largo plazo. No puedes esperar ver resultados en el día a día, así que no permitas que tu hijo se desviva por la última tarea o prueba. Tienes una perspectiva más amplia que tu hijo, úsala para pensar en qué necesita saber en su vida.

4. Ayúdalos a tener equilibrio. Hoy en día, los niños suelen estar abrumados de trabajo y tareas. Tristemente, es apenas un aperitivo del mundo laboral que les espera, pues la era digital ha creado la expectativa de disponibilidad 24/7 en muchos puestos de trabajo. El mejor momento para aprender esta habilidad es la infancia. Enseña a tu hijo a estudiar duro, pero también a tomarse descansos, relajarse, y hacer algo en la vida más allá de estudiar.

5. Promueve buenos hábitos de estudio. El éxito académico no se trata de trucos especiales, sino de simple y pura constancia. Y la mejor forma de garantizar esa constancia es inculcarle a tus hijos buenos hábitos de estudio. Eso quiere decir que debes crear reglas para el estudio. Por ejemplo, asegúrate de que la televisión esté apagada y que no haya distracciones.


Comparte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here