Home Internacional La naturaleza de Canadá a través de helicóptero
La naturaleza de Canadá a través de helicóptero

La naturaleza de Canadá a través de helicóptero

0
0

Los helicópteros de Nimno Bay Resort ofrecen a los viajeros sin vértigo una visión privilegiada de los parajes más remotos de la selva tropical más grande del mundo, el Great Bear (Canadá), situada a orillas del Pacífico. Las aspas, que giran a 951 kilómetros por hora, provocan un vendaval de 91 decibelios, comparable al ruido que hace un tren de metro. Es la forma más amable de explorar un territorio tan salvaje y remoto como este. Apriétate el cinturón que nos vamos de viaje.

Si te encuentras en la ladera de una montaña, a 322 kilómetros al norte de Vancouver, en medio de Great Bear Rainforest, la selva tropical templada más grande del planeta, pisar ligero es recomendable. En estas montañas donde no hay tierra hay agua; en ocasiones profunda y salada y, en otras, dulce y corriente.

En barco se puede navegar a través de un cauce que presenta un holgado mosaico de troncos y que transcurre por poblados con nombres tan extravagantes como Bella Coola, o Bella Bella. Sin embargo, gran parte del bosque es innavegable. Aparte del helicóptero, la mejor alternativa para transitar por estos parajes es un vehículo de la NASA.

great_bear_helicoptero
Viajar en helicóptero permite disfrutar de las vistas de Great Bear./ Imagen cedida por Shutterstock

Por esta razón, el Nimno Bay Resot tiene tres helipuertos. Como todo resort conservacionista, su presencia es casi imperceptible, tan delicada como su entorno. Hay un refugio y una panadería flotante, ambos dispuestos sobre plataformas de aluminio que se mueven con el vaivén de la marea, tal y como lo hacen las casas flotantes construidas por los pescadores locales.

Detrás de las cabañas, el río gélido desemboca en una piscina, descargando la nieve derretida en las alturas del majestuoso Monte Stevens. Si al viajero le apetece dar una caminata matutina por una cima alpina a 74 kilómetros de distancia, para deambular a través de un campo de flores salvajes y beber agua cristalina de un riachuelo, solo podrá hacerlo con un helicóptero.

Si después le apetece almorzar junto a un lago glaciar, a 290 kilómetros de distancia, el helicóptero le acercará sin problemas a su destino. Y si le invade el deseo irrefrenable de viajar hacia la costa en busca de una solitaria y kilométrica playa de arena dorada, ya sabe cómo llegar. En realidad, podría experimentar todas estas sensaciones sin helicóptero, pero necesitaría todo un agotador y peligroso año.

Almorzar a 1.890 metros de altura es toda una experiencia culinaria, cuanto menos, inusual. El aire es puro y el azul del cielo está casi a su alcance. Desde las alturas del Monte Benedict se disfruta de una tarta de cangrejo de dimensiones medievales mientras se contemplan las aguas en las que habitaba este crustáceo: el estrecho de Queen Charlotte está a 60 kilómetros, a través de una alfombra de picos nevados que se tornan verdes y redondeados a medida que se aproximan al mar.

Más allá, apenas se puede divisar una confusa masa: se trata de la isla de Vancouver. En el sentido contrario se encuentra el Monte Weddinngton, que es el pico más alto de British Columbia, una aguja de granito tan inmensa que genera su propio microclima. Nada menos. En algún punto del suroeste está Okanagan Valley, cuyos viñedos producen un notable vino blanco.

El viaje, o más bien la aventura, prosigue hasta el estrecho de Mackenzie, donde a veces puede divisarse a un grupo de focas huyendo de las orcas. Un ejemplo de cómo, en estos delicados parajes, la belleza está solo a flor de piel; debajo late un mundo feroz.

bosque_great_bear
Naturaleza desbordante en Great Bear./ Imagen cedida por Shutterstock

El mejor medio para avistar ballenas es el pequeño helicóptero Jet Ranger, que vuela hacia las zonas de Queen Charlotte y Cormorant Island. En esta última isla, justo en el centro de Alert Bay, se alza el el tótem más grande del mundo, de 52 metros de altura. En el camino de regreso a Ninmo Bay, el piloto da un vertiginoso giro de 180 grados que lanza el corazón directamente a la garganta. Después de la pirueta inicia finalmente el descenso, suave como una pluma.

Antes de viajar a Canadá debes tener en cuenta que necesitas documentación para tu estancia. La Agencia eTA de asistencia de viajes te ofrece asesoramiento para obtener la autorización de viaje electrónica (eTA) necesaria para entrar en el país norteamericano. Los ciudadanos de todos los países que no necesitan visado, además de los residentes legales permanentes de Estados Unidos, están obligados a obtener una autorización de viaje (eTA) antes de entrar en Canadá. Más vale prevenir…

Dónde dormir y comer: Ninmo Bay Resort; Mount Waddington A, Columbia Británica (Canadá); teléfono: +1 800-837-4354.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *