Home Galicia San Andrés de Teixido: un santuario mágico
San Andrés de Teixido: un santuario mágico

San Andrés de Teixido: un santuario mágico

0
0

Lo dice el refrán gallego: A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo. O lo que es lo mismo: al que tendrá que ir muerto aquel que no fue cuando estaba vivo. Levantado junto a la Costa de la Muerte, el lugar es todo un museo de simbolismo popular. Un camino iniciático para los gallegos. Se trata de un santuario con elementos extraños que enlazan su culto con remotas creencias anteriores al cristianismo.

El viajero pone rumbo hacia una aldea de la parroquia de Régoa, en el este del municipio de Cedeira (A Coruña), en la sierra de Capelada, cerca de los acantilados sobre el mar. Apenas llega al medio centenar de habitantes, pero irradia una magia especial.

Se encuentra aquí la herba de namorar o preñadeira, que forma parte de un rito ancestral de fertilidad. La gente arroja piedras en los montones que hay en las encrucijadas y las mujeres de la aldea venden figuras mágicas de masa de harina.

Caballos en libertad

El viajero llega al tan conocido y venerado santuario a través del camino que sale de Cedeira y que, durante algo más de 10 kilómetros, sube por la sierra de A Capelada (donde se pueden ver caballos y ganado vacuno en libertad, en parajes realmente idílicos)

Después la carretera desciende bruscamente hacia un lugar de acceso imposible por mar y prácticamente escondido de la vista, donde está el pequeño pueblo y la iglesia de San Andrés de Teixido. Aquí se venera la imagen de san Andrés, un simple busto que parece un baphomet templario.

teixido_santuario
Santuario San Andres Teixido.

Una peregrinación milenaria

Un sendero desciende desde la iglesia, importantísimo enclave de peregrinación, hasta la fuente del Santo. La tradición manda beber de sus tres caños. Al lado, se acumulan miles de papelitos y pañuelos en un árbol; la gente los deja allí después de haber mojado con ellos la parte del cuerpo maltrecha.

En la aldea, las vendedoras o santeiras ofrecerán al viajero todo tipo de recuerdos. Y para llegar al mirador de Europa, el acantilado más alto del continente, es necesario desandar el camino que baja hasta San Andrés de Teixido y tomar la carretera de la izquierda. La visión desde allí es increíble.

Antiquísima costumbre

Se cree que la peregrinación a Teixido comenzó a partir de la Edad de Hierro, durante la cultura castreña, aunque de hecho el primer registro de la existencia de peregrinación aparece en el año 1391, en el testamento de una señora de Vivero.

camino_teixido
El camino que conduce a San Andrés de Teixido está jalonado de sorpresas.

Además del santuario de San Andrés, resultan también interesantes de ver y disfrutar para el viajero la Fonte do Santo y el mirador natural de Vixía de Herbeira, por encima de los acantilados que, con 613 metros de altura, tiene la mayor cota sobre el nivel del mar de toda Europa, junto a los de Hornelen, Cabo Enniberg, Croaghaun, Preikestolen, Slieve League y Cabo Girão.

La visita a este santuario mágico se puede combinar con otros desplazamientos con historia por la zona gallega de alrededores. Una recomendación interesante es acercarse hasta cabo Ortegal, las formaciones rocosas más primitivas de la Tierra. Perteneciente al municipio de Cariño (A Coruña), las rocas de Ortegal se extienden sobre pliegues caprichosos de 1.160 millones de años de antigüedad.

Dónde dormir: Casa A Pasada; Lugar Pasada, 15; 15350 Cedeira (A Coruña); teléfono: 659330892.
-Casa As Jarras; Coruña, Lugar de Arón, 3; 15350 Cedeira (A Cedeira); teléfono: 648665218.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *