Comparte

Sin duda, es una de las iglesias más antiguas de España y un importante ejemplo de la austera pero singular, recia y atractiva arquitectura visigoda.

La Basílica de San Juan de Baños, sita en el municipio de Baños de Cerrato (pertenece a Venta de Baños), en la provincia de Palencia, fue consagrada en el año 661 por el rey Recesvinto, según una inscripción en una lápida de mármol encontrada en el lugar.

La historia de San Juan de Baños

Se dice que el monarca mandó construir la iglesia en agradecimiento por haberse curado de una enfermedad gracias a las aguas termales de la zona, de ahí el nombre de Baños de Cerrato. Asimismo, se conserva intacta desde la caída del Imperio romano.

El templo fue erigido como fundación real bajo la tutela de la sede episcopal de Palencia. Según los eruditos, se trata de la iglesia más original y española de todo el arte visigodo que persiste en pie.

La arquitectura de San Juan de Baños

Para su construcción, se reutilizaron restos de edificios romanos de la zona. La iglesia presenta una planta basilical de tres naves separadas por arcos de herradura apoyados en columnas con capiteles visigodos.

El ábside es semicircular y la nave central es más alta que las laterales, permitiendo la entrada de luz a través de ventanas superiores.

El interior de la Basílica de San Juan de Baños cuenta con una decoración austera, típica de las construcciones visigodas, pero presenta algunos detalles decorativos interesantes como los capiteles y las basas de las columnas, que muestran una mezcla de influencias clásicas y germánicas.

La Basílica de San Juan de Baños es un Monumento Nacional desde 1897, lo que destaca su relevancia histórica y arquitectónica. Se trata de un lugar de gran interés para los estudiosos de la arquitectura visigoda y para aquellos interesados en la historia de España.

A lo largo de los siglos, la basílica ha sufrido varias restauraciones y modificaciones, pero se ha mantenido fiel a su estructura original, lo que la convierte en un testimonio valioso del arte y la arquitectura visigoda en la Península Ibérica.

La iglesia se muestra accesible para los visitantes y se pueden realizar visitas guiadas para conocer más sobre su historia y características arquitectónicas.

Además, se ha convertido en un lugar de peregrinación y devoción, además de ser un atractivo turístico en la región de Palencia.

La ornamentación escultórica es relativamente clásica, tradicional y austera, de los ocho capiteles de su interior, seis de ellos se encuentran esculpidos en una clara tradición romana. 

En 1974 se recupera el rito Hispano visigodo mozárabe, como fiesta de larga tradición e historia, celebrándose anualmente en torno al 24 de junio y se incluye dentro de las Fiestas de San Juan Bautista.

san_juan_baños_puerta
Fachada de San Juan de Baños./ Roinpa

Qué ver en Venta de Baños

Distanciada apenas 8 kilómetros de la capital palentina, Venta de Baños es una localidad de origen reciente (1860), surgida al amparo del crecimiento provocado por el establecimiento del importante nudo o entronque ferroviario de la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España.

Cuenta con importantes piezas arquitectónicas de carácter religioso como la iglesia modernista de Santa Rosa de Lima o la iglesia de San Martín de Tours (finales del siglo XVI).

También merece la pena acercarse hasta el Museo del Ferrocarril de Venta de Baños, que se trata de una iniciativa del Ayuntamiento para homenajear la historia del ferrocarril en esta localidad palentina.

A priori, Palencia no es una de las provincias españolas que más pueda atraer la atención del viajero. Pero si indaga en su historia descubrirá un pasado apasionante con pueblos y lugares de obligada visita.

Coimo por ejemplo Villalcázar de Sirga, una localidad vinculada a los templarios, o Brañosera, el que está considerado como primer ayuntamiento que se constituyó en España.


Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí