Comparte

También conocida como Lion Rock, Sigiriya es una joya natural e histórica de Sri Lanka. Se la conoce como la octava maravilla del mundo.

Se trata de un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y cuenta con una fortaleza de roca, unas ruinas de un palacio y frescos vibrantes para disfrutar de la visita.

Palacio y fortaleza

Construido en el siglo V de nuestra era, el palacio (construido durante el reino del rey Kasyapa (477 – 495) se alza sobre una enorme columna de roca y ofrece vistas panorámicas de los alrededores.

El lugar asiático es famoso por su importancia histórica y arquitectónica. La roca, que se eleva espectacularmente desde las llanuras circundantes, aumenta su atractivo y convierte a Sigiriya en uno de los lugares más emblemáticos de Sri Lanka.

Después de la muerte del monarca, Sigiriya fue nombrada monasterio budista hasta el siglo XIV.

Una joya natural

La roca no es otra cosa que un cuello volcánico que se eleva a 370 metros de altura y es escarpada en todos sus lados.

Sigiriya fue descubierta en 1831 por europeos. Un mayor del ejército británico, Jonathan Forbes, halló el lugar en su camino desde Polonnaruwa.

Diferentes historiadores y arqueólogos comenzaron a excavar esta fortaleza rocosa, y fue a través de los trabajos que se descubrió toda la gloria de la roca.

Quien suba a la cima del peñón comprobará que se trata de una ciudadela, con jardines y parques.

sirigiya_sri_lanka
Las escaleras de Sirigiya dan paso a un antiguo palacio y fortaleza.

Una de las otras atracciones principales de Sigiriya son los frescos y las pinturas. Los murales se pueden ver una vez que se sube la escalera circular.

Representan doncellas con hermosas curvas que llevan flores, quizá al rey a modo de ofrenda para pedirle sus bendiciones.

Qué ver en Sri Lanka

Sigiriya no es el único atractivo de Sri Lanka. Pero sí el más espectacular. Sri Lanka es un cúmulo de virtudes: playas infinitas, ruinas eternas, habitantes hospitalarios, elefantes, surf de primera, trenes divertidos y el mejor té del mundo…

Pocos lugares contienen tanto Patrimonio Mundial de la Unesco en tan poco espacio.

Las distancias son cortas: se puede ver el hogar sagrado del árbol vivo más antiguo del mundo por la mañana (Anuradhapura) e impresionarse por centenares de elefantes por la tarde (Minneriya).

Recomendable la visita al Parque Nacional de Uda Walawe, una enorme extensión de praderas de sabana que rodea un embalse con búfalos y cocodrilos.

Así como el Parque Nacional de Bundala, con garzas, garcetas, cocodrilos y manadas de elefantes. Y eso no es todo…

Durante más de mil años, los peregrinos han subido a la luz de las velas para seguir las huellas de Buda, conocer el lugar donde Adán pisó la tierra por primera vez y ver dónde van a morir las mariposas.

palacio_sirigiya
Sirigiya es el principal atractivo turístico de Sri Lanka.

Consejos para viajar a Sri Lanka

Antes de visitar Sri Lanka, el viajero debe saber que este país es una nación insular del sur de Asia, conocido por su rica historia, cultura diversa y hermosos paisajes.

Colombo es la capital y las atracciones notables incluyen ciudades antiguas, exuberantes plantaciones de té y reservas de vida silvestre.

Quien desee visitar este lugar tiene que recordar que necesita un visado del país que se puede conseguir a la llegada o previamente online y es muy recomendable viajar con seguro de viajes, como por ejemplo Mondo Seguros, muy popular entre viajeros.


Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí